El Festival Petronio Álvarez necesita un nuevo espacio /Por Manuel T. Bermúdez

Parecería que se está a la puerta de un horno. El sol sobre la piel hace que broten gotitas de sudor. Son las 2 de la tarde y frente a un gran lienzo en blanco, ubicado en cercanías al Coliseo El Pueblo que hace parte de La Ciudadela Petronio, una chica da pinceladas con lentitud pero con persistencia. Algo quiere hacer, algo quiere contar con los trazos que va realizando  sobre la piel blanca de ese inmenso lienzo que es su reto en este momento.

Se resguarda del sol bajo un pequeño sombrero. La abordo. Es amable, tiene una sonrisa sincera en su rostro. Lleva gafas y una hermosa trenza que baja por su espalda.

004
una chica da pinceladas con lentitud pero con persistencia.

Se llama Diana Tenorio, pero en el mundo artístico le dicen “Teca”. Trabaja en la Secretaría de Paz y  Cultura Ciudadana  desde Graficalia, “una estrategia que propone estimular, promover y visualizar las creaciones de grafica urbana para la paz haciendo del arte una herramienta de prevención para niños y jóvenes por medio de la gráfica urbana.”

“Hemos venido hoy desde Graficalia –me dice-  a apoyar el Festival por medio del arte urbano,  tratando la temática que tiene el Petronio este año que es “Arrullos de selva, cantos de ciudad”, y quiero representar a una madre, a esta mujer que por medio del canto y los arrullos que le hace a sus hijos conserva las tradiciones del Pacífico y además trasciende esa cultura que viene desde la selva, desde el mar, a la ciudad y específicamente a Cali”.

“Es también tratar de encontrar un enlace entre el arte urbano y el Festival Petronio como una expresión cultural”.

¿Sirve el Petronio para exaltar, rescatar y promover la cultura del Pacífico?

“Yo pensaría que de alguna forma sí, obviamente no por completo, pero sí el Petronio impulsa lo que puede significar ser afro desde lo cultural, desde el Pacífico colombiano. Creo que hay una gran cantidad de estrategias por realizar, tanto de la institucionalidad como la gente afro, pero de todas formas es una buena vitrina para mostrar algunos aspectos”.

¿Qué sugerencias tiene?

“Que amplíe mucho más sus horizontes, no solamente el baile y las bebidas se muestren, sino que se analice la parte social: cómo viven los afros y recordar que el afro no solamente está en Cali sino en las laderas, en Buenaventura, en otros municipios cercanos. Que se revise lo económico, las oportunidades laborales que se tiene, la presencia social etc.”.

“Me ha parecido curioso como las comidas y las artesanías que hay acá tienen precios excesivos tanto que muchas personas negras no podemos adquirirlas: un plato de 40 mil pesos, eso es complicado para un grupo familiar”, señala.

001
Diana Tenorio artista urbana

¿Qué van a ver los transeúntes cuando usted termine el mural?

“Van a apreciar una madre arrullando su niño por medio del canto y de fondo las olas del mar donde destaca una ballena, y algunos elementos como trenzas, turbantes, pero todo gira alrededor de los arrullos que nos cantaban nuestras madres de niños y que en la edad adulta hacen parte de nuestros recuerdos raizales. Mi labor por medio del arte urbano, es tratar de trasmitir esas expresiones”.

Hábleme de usted. ¿Dónde se expresa, dónde cuenta por medio de su arte?

“En los muros. En las calles principalmente. Yo soy artista urbana. Hacemos murales con permiso, otros se pueden hacer sin permiso, algunos clandestinos, e ilegales, pero bien legales. Hago ilustración en pequeño formato, básicamente es eso lo que hago”.

¿Con qué bebida se acompaña en las noches de Festival junto a la tarima?

“Con Tomaseca dice mientras exhibe una gran sonrisa, “Porque es muy rica y da energía”, reafirma  sin parar de reír.

002.JPG
Obra terminada

¿Qué les pediría  a los organizadores del Festival?

“Que amplíen los espacios, que intenten  llegar a otras comunidades que están lejos del Coliseo del Pueblo y que a lo mejor no pueden venir hasta acá. Esta es una gran oportunidad para acercarse a la cultura pacífica, que haya más inclusión y definitivamente; buscar un espacio para el Festival porque el lugar ya es pequeño y cada año crece más y más”.

 “Que venga mucha gente al Festival, que lo disfruten, que se lo gocen, pero sobre todo, que haya mucho respeto; no solamente con las personas que asisten sino respetar el espacio en el que se hace este evento”.

003.JPG
buscar un espacio para el Festival porque el lugar ya es pequeño y cada año crece más y más. Diana Tenorio

Deje su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s